Parlamento nicaragüense apoya al gobierno de Brasil

Managua. Radio La Primerísima. | 5 abril de 2016

La Asamblea Nacional emitió este martes un pronunciamiento en apoyo a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ante la denuncia de su gobierno de la gestación de un golpe de Estado que atenta contra la democracia del país suramericano.

La primera secretaria de la Asamblea Nacional Legislativa, diputada Alba Palacios, leyó el pronunciamiento ante el plenario en el que destaca: “Ante la abierta amenaza de golpe de estado, expresar nuestro apoyo y solidaridad a la actual presidenta de Brasil, Dilma Rousseff”.

El pronunciamiento agrega que el parlamento nicaragüense brindar su apoyo institucional al estado democrático de derecho que se ha vivido en la República de Brasil a lo largo de 18 años, además reafirma nuestro compromiso y absoluta solidaridad al pueblo y gobierno brasileño en la lucha que está librando, defendiendo la paz y la democracia frente a los golpistas, para que la presidenta Rousseff concluya su mandato para el periodo en el cual fue electa democráticamente.

El parlamento nicaragüense agrega que también desea expresar su solidaridad al expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, líder del Partido de los Trabajadores, quien ha sido y está siendo agredido por los miembros de la extrema derecha de Brasil.

Gobierno totalmente dispuesto al diálogo, ratifica Dilma Rousseff  

Brasilia, 5 abr (PL) La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ratificó hoy que su gobierno está totalmente dispuesto a abrir el diálogo para terminar con la sistemática inestabilidad política, la cual -sostuvo- resulta muy perjudicial para el país.

Es público y notorio que existe un vaso comunicante entre la política y la economía, como lo es también la existencia de un sector (de la oposición) que apuesta por “cuanto peor, mejor”, dijo.

La mandataria advirtió que nadie podrá gobernar en Brasil sin que se establezca un diálogo a favor de la estabilidad política y se respeten las reglas del juego democrático.

En ese sentido, calificó de extremadamente grave el hecho que desde el inicio de su segundo periodo al frente del Ejecutivo se produjeran diversas tentativas de coartar su mandato constitucional, que se extiende hasta 2018.

Primero pidieron recontar los votos, después dijeron que las urnas tenían problemas, hicieron una auditoría y no detectaron ninguna anomalía, y a partir de ahí intentaron sistemáticamente construir mecanismos para sacarme del poder, comentó

Por último, iniciaron un proceso de destitución (impeachment) basado en las llamadas “pedaladas fiscales” de 2015, algo que todavía ni siquiera juzgaron el Tribunal de Cuentas de la Unión ni el Congreso, agregó.

Rousseff insistió en que quienes creen que deponer un gobierno legítimamente electo devolverá la calma al país están equivocados.

Cuando se rompe un contrato de esa magnitud, que está basado en un sistema presidencialista y respaldado por 54 millones de votos, se quiebra también la estructura democrática del país, alertó.

La jefa de Estado recordó que toda una generación debió luchar para conquistar a duras penas la democracia, sin la cual -subrayó- no habrá estabilidad, crecimiento económico, ni tampoco posibilidades de educar y generar empleos.

En declaraciones a la prensa después de conocer el nuevo carguero militar KC-390, de fabricación nacional, Rousseff se refirió a la defensa presentada ayer por el abogado general de la Unión, José Eduardo Cardozo, ante la comisión especial de la Cámara de Diputados que analiza la admisibilidad del impeachment o juicio político.

La exposición del ministro Cardozo demostró, de forma inequívoca y detallada, que un procedimiento de destitución sin base legal constituye un golpe de Estado, remarcó.

Coincidió también en la apreciación hecha por el letrado de que el titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, admitió la solicitud de impedimento en represalia por el hecho de no respaldarlo ante la Comisión de Etica de esa instancia legislativa, en la cual enfrenta un proceso de casación de su mandato por quiebra del decoro parlamentario.

 

 

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *