Centroamérica hacia la unidad contra efectos del cambio climático

Por Isabel Soto Mayedo

Guatemala, 23 jun (PL) – El Foro Regional Cambio Climático, Seguridad Alimentaria y Nutricional, celebrado en Guatemala, dejó como legado una Centroamérica convencida de la necesidad de unirse para enfrentar los desafíos que supone hoy el cambio climático para esta zona geográfica.

El acuerdo de crear un Banco Regional de Alimentos de los Estados Partes del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) prueba la sensibilización de los participantes con los problemas de inseguridad alimentaria, desnutrición y hambre que golpean a una de las áreas más vulnerables ante el deterioro ambiental.

De igual modo la aprobación de la Hoja de Ruta para el Plan de Acción de la Estrategia Regional de Cambio Climático evidenció el ánimo compartido de marchar de forma conjunta hacia la búsqueda de soluciones a esos y otros retos derivados del agravamiento de los fenómenos climatológicos.

Ministros de Ambiente y delegados de los países miembros del SICA concordaron en la urgencia de impulsar políticas comunes, la educación ambiental en todos los niveles educativos, y la armonización de fondos públicos y del financiamiento internacional para lograr los objetivos requeridos.

Asimismo, el evento organizado por el Parlamento Centroamericano (Parlacen) sentó las pautas para el diseño de estrategias encaminadas a fomentar conciencia en todos los actores de la sociedad en aras de desarrollar respuestas a los desafíos del cambio climático.

En ese orden los asistentes coincidieron en la urgencia de articular mecanismos parlamentarios y de gobierno para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, pese a ser esta una de las zonas del planeta menos contaminantes y si de las más impactadas por el actuar de otros en ese sentido.

Más ahora “es necesario tomar de ejemplo este trabajo realizado durante estos días, para detener los efectos del deterioro del medio ambiente, así como tomar en cuenta las herramientas obtenidas durante esta actividad”, sugirió en el acto de clausura el vicepresidente de Guatemala, Jafeth Cabrera.

Para el exrector de la Universidad de San Carlos, ejercicios como el realizado durante estas jornadas constituyen un ejemplo para el mundo de cómo aún podemos actuar en conjunto en pos de la recuperación del medio ambiente y contra este fenómeno que ocasiona daños en todos los países de la región.

Actividades como estas son motores de desarrollo y oportunidades para los países del istmo, donde pueden encontrar herramientas para afrontar el cambio climático, convino la titular de la Secretaria de Integración Económica Centroamericana (Sieca), Carmen Gisela Vergara.

Y alentó a mantener la cooperación para obtener resultados positivos, en materia de desarrollo, económico y social, en los países miembros del mecanismo de integración regional.

En tanto el representante del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) Byron Miranda instó a adoptar acciones concretas tendentes a convertir al área en un afluente de ideas y herramientas en torno a estos temas.

Sin embargo, acotó, ello sólo podrá lograrse por medio de la inclusión de los ciudadanos en estos análisis.

Otros participantes recomendaron establecer un marco legal sólido; una gobernanza compartida entre la sociedad civil, el sector privado y el público; el financiamiento climático prioritario y catalizador; reducir la pobreza y las áreas vulnerables, así como desarrollar la capacidad de ejecución y mitigación para la adaptación, entre otros.

Estos planteamientos respondieron a lo debatido en las seis mesas de trabajo instaladas durante dos días en el hotel Crowne Plaza, que abordaron el cambio climático y su efecto en la conflictividad, en la biodiversidad, en el desarrollo urbano y la experiencia de los gobiernos locales para la adaptación a este.

En forma paralela otros dos paneles debatieron lo relativo al plan de acción para implementar la estrategia regional de cambio climático, y el rol de los parlamentarios para promover la legislación vinculada a cambio climático y seguridad alimentaria y nutricional.

Como resultado de esos análisis, los estados de la región acordaron pasar de las palabras a la acción para luchar contra el impacto del deterioro ambiental, sobre todo en países como Honduras, Guatemala y Nicaragua, ubicados entre los cinco más vulnerables del mundo.

lam/ism

 

 

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Estadísticas
  • 127.999
  • 56.444