Eduardo Montealegre y su grupo ya no son diputados

Consejo Supremo Electoral los sustituye y notifica a la Asamblea Nacional

Esta tarde, el Consejo Supremo Electoral, atendiendo una solicitud del Presidente y representante legal del Partido Liberal Independiente, Pedro Reyes Vallejos, notificó a la Asamblea Nacional que dieciséis diputados de la Bancada BAPLI han perdido su condición de legisladores.

El Poder Electoral razonó la decisión argumentada por Reyes Vallejos y pidió a la Asamblea Nacional por las cuales estos diputados ya no tienen inmunidad, ni son legisladores de Nicaragua, porque desatendieron los llamados de la nueva representación legal del partido por el cual fueron electos en el 2011.

El CSE mandó al Parlamento la lista de 7 diputados actuales de la BAPLI que se adhirieron al nuevo PLI y la de 16 nuevos diputados que deben tomar sus escaños el próximo 4 de agosto. Estos nuevos diputados son 16 suplentes que aceptaron ir al Legislativo.

En consecuencia, el diputado liberal Eduardo Montealegre Rivas y los otros liberales, entre ellos los dos del Movimiento Renovador Sandinista, para el CSE y el Legislativo ya no son diputados y por tanto ya no gozan del fuero especial.

Una hora después que el CSE había notificado a la Asamblea Nacional de su decisión, los diputados de ese bloque se presentaron a la primera secretaria para registrarse como Diputados de una bancada independiente, alegando que ellos fueron electos en el 2011 y que deben ser respetados y terminar su periodo hasta diciembre de este año.

Fuentes diplomáticas, que ya fueron informadas de la decisión del CSE, dijeron a INFORME PASTRAN que el 4 de Agosto, cuando el Parlamento reinicie sesiones después de vacaciones, se le impedirá el ingreso a los diputados que hoy se declararon independientes y se procederá a dar el curul a los que ha solicitado Pedro Reyes Vallejos, que han nombrado como su jefe de bancada al actual diputado Adolfo Martinez Cole.

Sobre pérdida de condición de diputados a ex miembros del PLI

Asamblea Nacional acata resolución del CSE

Viernes 29 de Julio 2016 | Pedro Ortega Ramírez

Asamblea Nacional acata resolución del CSE
La Junta Directiva de la Asamblea Nacional dio a conocer, a través de una resolución, que está acatando la cédula de notificación remitida por el Consejo Supremo Electoral (CSE) en la que certifica la pérdida de condición de diputados propietarios y suplentes a ex miembros del Partido Liberal Independiente (PLI) que se resistieron a reconocer a la nueva dirigencia legal y política de ese partido representado por el señor Pedro Reyes Vallejos.

La presidenta en funciones de la Asamblea Nacional, compañera Iris Montenegro, dio a conocer la resolución de acato de este Poder Legislativo, que básicamente informa y establece su apego a lo mandatado por el CSE.

Montenegro aclaró que la Asamblea Nacional no está destituyendo a ningún diputado, sino que está acatando una resolución del Poder Electoral.

La resolución del CSE es a petición de las autoridades del PLI, quienes dieron a conocer que los ahora ex diputados se niegan a reconocer a las autoridades legales y a los estatutos del partido, por tanto fueron excluidos de forma definitiva de ese grupo político y en consecuencia revocados o declarados en situación de pérdida de la condición de diputados propietarios, como miembros de la bancada del Partido Liberal Independiente.

Los que perdieron su condición de diputados son los ciudadanos; Wilber López Núñez, Raúl Benito Herrera, Carlos Langrand Hernández, Pedro Joaquín Chamorro, María Eugenia Sequeira Balladares, Eduardo Montealegre, Indalecio Aniceto Rodríguez, Víctor Hugo Tinoco Fonseca, Boanerges Matuz Lazo, Luis Callejas Callejas, Edgard Javier Vallejos Fernández, José Armando Herrera, Alberto José Lacayo Argüello, Juan Enrique Sáenz, Francisco José Valdivia Martínez, Corina Leiba González, Roger Armando Marín, Eliseo Núñez, Edipcia Juliana Dubón, Alfredo Carlos Gutiérrez, Hugo Ruiz Rodríguez, Rodolfo Quintana, Silvia Nadine Gutiérrez, Loyda valle y René Castro.

La resolución del CSE ordena a la Asamblea Nacional incorporar como legisladores en pleno ejercicio de su cargo a los ciudadanos: Narciso Gutiérrez Bermúdez, Marlon Urbina López, Segundo Jarquín Castellón, Graciela de Jesús Zambrana Mercado, Armondio Mendieta Sánchez, Cruz Zepeda Ponce, Norlan Dávila Pérez, Víctor Manuel Arauz, Daysi de Jesús Balladares, Eddie Omar Gómez Buitrago, Lizbeth María Castellón y Raúl Barberena. Cabe destacar que los nuevos legisladores propietarios eran suplentes y han decidido acatar la resolución de la Sala Constitucional de la CSJ que da la representación legal al señor Reyes.

La resolución igual establece que se mantienen como diputados propietarios los señores Adolfo Martínez Cole, Hugo Barquero Rodríguez, Elman Ramón Urbina, José Augusto Rodríguez Torres, Pablo Ortez Beltrán, Pedro Joaquín Treminio Mendoza y Francisco Jaime Duarte.

Montenegro recordó que los ahora ex diputados no podían autodeclararse independientes, pues las reformas a la Ley Orgánica del Poder Legislativo, establece la prohibición del transfuguismo político, situación que estaban cometiendo Montealegre y su grupo al desacatar y no reconocer a las nuevas autoridades del PLI.

“Las reformas constitucionales establecen claramente y llevaba el objetivo de evitar el transfuguismo político y en correspondencia a eso, el Consejo Supremo Electoral emite esa resolución y nosotros en la aplicación que hacemos en la Asamblea tiene como fundamento de la aplicación ese punto de la constitución en su artículo 31 y también en nuestra ley orgánica”, señala.

Si bien la sentencia de la Sala Constitucional de la CSJ, establece que los legisladores electos bajo la bandera del PLI podían seguir ocupando sus curules, pero al desacatar y no reconocer la figura legal de Reyes, ni los estatutos del partido por el cual fueron electos, caen en desacato y por eso mismo las nuevas autoridades pidieron que no los reconocieron como miembros del PLI y por tanto ni como diputados.

“El presidente del PLI convocó en reiteradas ocasiones a los diputados para sumarse lógicamente al PLI y hubo un desacato, lógicamente el CSE es el paraguas y da atención al comportamiento de los partidos políticos y el cumplimiento de los estatutos, en base a esos estatutos y la petición que hace el presidente del PLI, en base a la constitución, en base a la ley electoral y en base a lo que dice nuestra ley orgánica, así se procede”, explicó Montenegro.

Todo tiene origen en los pleitos internos del PLI

El diputado liberal Wilfredo Navarro y tercer secretario de la Junta Directiva, manifestó que la Asamblea Nacional solamente acató la resolución del CSE “y lo estamos aplicando al pie de la letra”.

“Aquí este problema nace de cuestiones internas del PLI, pleito entre sus directivas, quien está solicitando la perdida en su calidad de diputados, no es ni el Frente Sandinista, ni es la Asamblea Nacional, es el propio presidente del PLI y aquí es una cuestión de vanidades y orgullos porque bastaba que los diputados reconocieran la autoridad de Pedro Reyes como presidente del PLI y respetaran los estatutos y no lo hicieron”, dijo Navarro.

Recordó que los estatutos de los partidos políticos son la ley suprema en las relaciones entre los afiliados o militantes de un grupo político.

“Estos señores irrespetaron los principios del PLI, irrespetaron las leyes del PLI y ese es una consecuencia natural de esos pleitos internos que debieron arreglarlo desde hace mucho tiempo”, valoró Navarro.

Añadió que la posición de Montealegre y su grupito, solamente puede calificarse de intransigente y antidemocrática, pues quisieron imponer sus criterios contra el planteamiento de las autoridades legales del PLI.

Cabe destacar que otros legisladores que mantienen su condición de diputados, son Santiago Aburto, Mauricio Montealegre y Licet Montenegro, pues ellos se declararon independientes antes de ser aprobadas la reforma constitucional que prohíbe el transfuguismo político.

La ley orgánica establece las causas por las cuales un diputado o diputada pierde su condición, entre ellas, el cambio de opción electoral del partido político por el que fue electo, para evitar lo que se conoce como transfuguismo político.

 

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *