Nicaragüense participa en diseño de puente peatonal en 3D

*** Innovación. Ayudó a diseñar el primer puente peatonal impreso en 3D del mundo para la localidad madrileña de Alcobendas.

Humberto Galo Romero

Rodrigo Aguirre es un joven arquitecto nicaragüense con raíces catalanas que ha comenzado a experimentar el éxito profesional en Barcelona, España, ciudad a la que se trasladó hace cinco años.

Lo de arquitecto le viene por herencia debido a que sus padres lo son “y probablemente han influido en el desarrollo de mis aptitudes hacia la lógica y el espacio”, cuenta en una entrevista con El Nuevo Diario.

Aguirre recientemente integró el equipo de especialistas del Instituto de Arquitectura Avanzado de Cataluña (IAAC), encargado de diseñar un puente peatonal impreso en 3D, la primera obra de este tipo en el mundo, que es además vanguardia en términos de construcción e ingeniería.

Puente impreso en 3D. CORTESÍA /END– Puente impreso en 3D.

El puente tiene 12 metros de largo y un ancho de 1.75 metros, está ubicado en la localidad madrileña de Alcobendas y fue inaugurado el 14 de diciembre de 2016.

Relacionada: Historias de lucha de nicas en España

Aguirre tiene interés de crear un canal de comunicación desde Barcelona con empresas nicaragüenses que estén interesadas en desarrollar proyectos innovadores. Confiesa que extraña la comida nica. Entre risas, detalla que sobre todo un quesillo de Nagarote y una buena fritanga.

¿Ha sido difícil abrirte paso en Barcelona? ¿Qué experiencias podés contar como inmigrante?

Debo aclarar, sin ganas de jactarme, que tengo raíces españolas: mi abuela nació en Barcelona, pero ha vivido la mayor parte de su vida en Nicaragua. Gracias a esto soy ciudadano español y, por consiguiente, no he tenido problemas para quedarme acá.

Como inmigrante debo decir que nunca es fácil adaptarse a un nuevo país. España ha pasado muchas crisis donde los más afectados son los jóvenes, es más difícil conseguir trabajo en la arquitectura con un sueldo digno. Creo que este problema se da en buena parte del mundo. Es muy difícil triunfar en mi profesión.

Contame un poco más sobre vos, sos arquitecto y vivís en Barcelona desde hace cinco años, ¿cómo fue que llegaste a la IAAC y cómo te involucraste en este proyecto?

Luego de realizar mis estudios de arquitectura en la Universidad Americana (UAM) y  trabajar en mi campo un par de años, decidí hacer una maestría en el exterior. Uno de mis objetivos era encontrar un programa de estudios que rompiera con los aspectos tradicionales de diseño y experimentación de nuevas tecnologías para el diseño y construcción, enfocado en el futuro de la arquitectura. Encontré lo que buscaba en el Instituto de Arquitectura Avanzado de Cataluña, ya que este es un centro de investigación que enfoca sus estudios en los nuevos paradigmas de la arquitectura, futuros hábitats y transversalidad con diferentes campos de estudio como la biología y ciencias computacionales.

Desde que finalicé la maestría, seguí colaborando en el instituto haciendo uso de mi especialidad en diseño paramétrico y fabricación digital, como tutor en diseño computacional y como parte del equipo de Investigación y Diseño (R&D, siglas en inglés) para realizar proyectos especiales del IAAC. Hace 2 años la compañía Acciona contactó al IAAC para colaborar con el diseño de un puente impreso en 3D.

Ayudame a explicar de una manera sencilla qué es un puente impreso en 3D. ¿Qué ventajas tiene respecto a una construcción típica?

Para un mejor entendimiento sobre la envergadura de este proyecto, primero es crucial entender qué es la impresión 3D. Básicamente este un método de fabricación por medio de la adición de material (superposición en capas) para crear un objeto tridimensional, generado por computadora. Esta tecnología se usa mucho en campos como el diseño industrial, arquitectura, ingeniería y construcción, automoción y aeroespacial, industrias médicas.

Hablando en sí del proyecto, puedo decir que se trata de una estructura impresa en hormigón microrreforzado, mide 12 metros de largo y tiene un ancho de 1.75 metros. Es el primer puente peatonal impreso en 3D en el mundo. El diseño se caracteriza por optimizar la distribución del material y minimizar la cantidad de residuos mediante el reciclaje de la materia prima durante la fabricación. También el diseño computacional permitió maximizar el rendimiento estructural, pudiendo disponer el material solo donde se necesita, con total libertad de formas, manteniendo la porosidad gracias a la aplicación de algoritmos generativos y desafiando las técnicas tradicionales de construcción.

Las estructuras tradicionales de acero o de hormigón usan mucho más material de lo que realmente se necesita para la estructura. Eso pasa porque es demasiado difícil o costoso eliminar este material excesivo. Sin embargo, la impresión 3D permite que el material se coloque solo donde sea necesario.

La impresión 3D permitirá en un futuro muy cercano construir más rápido, más barato y más sostenible. A la vez, introducirá nuevas estéticas, materiales y formas complejas que se imprimirán casi con un clic directo del computador.

¿Por qué nunca antes se había concretado la construcción de uno?

La industria de la impresión 3D ha venido creciendo desde principios del 2000. Esta tecnología, aunque avanza rápidamente, todavía está en etapa de experimentación y es ahora que por primera vez tenemos acceso a estas herramientas.

Además es muy importante tomar en cuenta que no existen muchas máquinas de impresión 3D que alcancen la escala arquitectónica. La empresa Acciona ha hecho una gran apuesta por esta tecnología y ha logrado desarrollar un aparato que puede imprimir a gran escala.

Estamos más cerca que nunca de poder aplicar la tecnología de impresión 3D en el campo de la arquitectura y construcción. Ya hay proyectos pilotos que incluyen una casa o este mismo puente. El paso importante es que ya no hablamos de prototipos y maquetas, sino de infraestructuras funcionales que han sido impresas en su totalidad con la técnica de impresión 3D. En realidad, el potencial de esta técnica es inmenso y toca muchos campos sostenibilidad y accesibilidad hasta el diseño y la estética.

¿Cuánto tomó construirlo y de qué manera se edificó?

El desarrollo de este proyecto duró dos años. Desde las primeras etapas de desarrollo y diseño, hasta su inauguración en el sitio. La producción y el ensamblaje se realizaron en un mes, y por último su instalación en menos de 48 horas.

Existen un número de factores que influyen en las estrategias de diseño y la edificación, el tamaño de la pieza impresa ha sido un factor crucial, ya que las dimensiones máximas que se puede imprimir con esta máquina son 2mx2mx2m.

Eso claramente ha influenciado la estrategia y el diseño. La resolución de la impresión, es decir el mínimo grosor de la capa del material, también ha influenciado en definir una forma que pudiese permitir el grado de resolución existente, sin que esto influyese la estética final de la pieza.

Una de las ventajas de trabajar en la impresión 3D es la capacidad de hacer “prototipado rápido”, una técnica muy eficiente en la fabricación digital. Desde un inicio y durante todo el proceso de diseño se realizaron pruebas de impresión de algunas partes en escala 1:1 para comprobar y corregir las tolerancias de la máquina de impresión con respecto al modelo digital. Nunca hubo un salto de escala. Sin embargo, fue un trabajo paralelo de principio a fin entre la etapa de diseño y el proceso de producción.

¿Cómo te sentiste al ser parte de un proyecto como este?

Muy contento y orgulloso de haber formado parte del equipo de diseño en un proyecto tan vanguardista. Estamos empezando junto a otras instituciones a cambiar la forma que percibimos el mundo de la construcción y la arquitectura.

Creo que este proyecto servirá de referencia para las siguientes generaciones.

¿Te gustaría en el futuro desarrollar trabajos de este tipo o de otro en Nicaragua?

Me encantaría poder desarrollar proyectos como este y mucho más. Pienso que es primordial para nuestro país que desarrolle nuevas tecnologías y se logre convertir en referencia a nivel mundial. Tenemos la capacidad de hacerlo, pero necesitamos cambiar los viejos paradigmas y crear nuevos conceptos que reflejen la identidad de una Nicaragua del siglo XXI.

En ese sentido, de acuerdo con las tendencias arquitectónicas y a la información que conocés, ¿cuáles se podrían implementar en el país y qué ventajas tendría de acuerdo con las condiciones climáticas que nos rodean?

No se trata de aplicar diferentes estilos o tendencias arquitectónicas como una moda, sino de realizar estudios sistemáticos y protocolos que respondan a las problemáticas expuestas, el proceso toma el papel central del desarrollo del proyecto.

Mi trabajo en el campo de la investigación, como arquitecto me lleva a crear nuevos modelos aplicables al entorno en que se encuentran, usando como eje principal herramientas digitales.

Una ventaja del diseño paramétrico, por ejemplo, es que usando el mismo código o algoritmo podríamos crear un modelo computacional que se adapte a las condiciones solares de diferentes entornos, es decir, los datos bioclimáticos se convierten en variables en la ecuación que generara un resultado específico dependiendo de su emplazamiento.

¿Qué cosas extrañás de Nicaragua? ¿Cada cuánto venís y qué planes tenés en el ámbito profesional?

Aparte de mi familia y amigos, la comida es lo que más hace falta. Una buena fritanga o pasar por Nagarote y comer un quesillo doble trenzado con su respectivo tiste. Solo de pensarlo se me hace agua la boca.

Desde que estoy viviendo en Barcelona he ido dos veces a Nicaragua. La última vez fue hace 3 años, en esa ocasión realicé un taller de diseño ambiental computacional (DAC), junto a otro colega graduado del IAAC, Iker Luna.

Fue el primero realizado en Nicaragua de este tipo, me refiero al uso de herramientas digitales medioambientales para la toma de decisiones en el proceso de diseño. También realizamos una conferencia en el Centro Cultural de España, donde expusimos nuestras investigaciones y los resultados del taller. Fue una gran experiencia y me gustaría poder repetir algo así en el campo de  la academia.

En el ámbito profesional, estoy interesado definitivamente en crear un canal de comunicación desde Barcelona con empresas nicaragüenses que estén interesadas en desarrollar proyectos innovadores, desde diseño de mobiliario, ya que tenemos excelente materia prima en nuestro país, hasta proyectos de gran escala arquitectónica o incluso territorial.

 

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *