Las políticas, programas y  proyectos que han hecho de Wiwilí, en Jinotega, un municipio cada vez más autosostenible, son las que se buscan seguir poniendo en práctica por los candidatos del FSLN, en este lugar eminentemente rural.

En este municipio cuya frontera es el Río Coco, el candidato para ser Alcalde por el FSLN es Celso Amador. El hombre, que es querido por gran parte de la población por haber demostrado una buena gestión en el cargo en el período anterior, el que casi concluye, asegura que el mayor esfuerzo será continuar con los proyectosque impulsa el Gobierno Sandinista para el bienestar de las familias.

Nosotros queremos continuar primeramente con los proyectos de infraestructura que se están haciendo. Continuar con la parte de caminos cafetaleros, porque la población lo que nos está pidiendo son los caminos cafetaleros, ya que tenemos más 400 kilómetros inaugurados ya, pero hay todavía demanda de la población con respecto a lo que es caminos”, explica.

Sin embargo, explica que existen otras demandas que también han sido tomadas como prioridad en temas como el esparcimiento a través de parques en las comunidades, el deporte a través de la construcción de campos en la zona rural.

Fortalecer la infraestructura

Vamos a trabajar principalmente en lo que es la urbanización, en la construcción de andenes, cunetas, importantes para la población, sin descuidar la parte productiva, en este caso que es el café, maíz, frijoles y también vamos a apoyar la parte ganadera, en este caso queremos trabajar con los ganaderos en los proyectos silvopastoriles que nos vienen a apoyar directamente en lo que es la producción de leche, la producción de queso y la producción de carne en los sectores rurales”, explica.

La actual alcaldesa, Karla Verónica Morales, ahora candidata, en esta ocasión, a ser la fórmula de Celso Amador, como vicealcaldesa, detalla que se han concluido aulas escolares, se han mejorado las condiciones del hospital primario y los centros de salud en Wamblan y Plan de Grama.

Además el municipio se ha modernizado con una cancha municipal, un parque Wi-Fi, la construcción de juegos infantiles. “Pero asimismo con las madres, las familias, con esas mujeres que trabajan en el área  doméstica, el venir y construir un CDI en nuestro municipio, algo tan novedoso, así como la estación de bomberos que nosotros tenemos, anteriormente nunca se habían estos cinco años, ni anteriormente”, detalla.

Dos logros notables han sido la construcción a la carretera con Pantasma, lo que permitirá mayor dinamismo económico y electrificación, que a esta fecha es de 53%, tomando en cuenta las dimensiones y  la gran extensión territorial de Wiwilí.

En Wiwilí un compromiso vital es el de dar atención a las comunidades originarias. La propuesta a Secretaria del Concejo Municipal, Blanca Nelis Cerna, es alcanzar las comunidades más alejadas, incluyendo a los territorios Miskitos.

En el caso de la Zona Miskita,  continuar con ellos atendiéndoles, comprometrernos a continuar atendiéndoles a las comunidades miskitas, las comunidades de nuestro Wiwilí, ya que Wiwilí es grande, es un municipio con 158 comunidades”, aseguró, expresando la confianza de seguir avanzando el proyecto para las familias y llegar a las comunidades que aún no se alcanzan.

Las autoridades, en el municipio que ha visto grandes cambios, en solo dos períodos del sandinismo, agradecen el respaldo que el pueblo les ha dado y la paciencia que han tenido para lograr sacar adelante  la ciudad.

Testigos de grandes cambios

Las proyecciones de los candidatos no son tomadas como promesas por los pobladores del lugar. Habiendo sido testigos de los grandes cambios de los últimos años, algo que han sentido como un despegue definitivo hacia el progreso.

El pescador Juan Gabriel Dávila reconoce cómo han sido las Alcaldías Sandinistas las únicas que han procurado el bienestar para los habitantes del lugar.

Los gobiernos (alcaldías) que han estado actualmente, hombre, han hecho bastante por el municipio, de manera de sacar el estudio de los chavalos, los niños, adelante. Hay escuelas, construcciones de camino hacia las montañas, reparaciones de carreteras. A como está actualmente el bulevar, aquí no había salida a Jinotega”, sostiene.

Del mismo modo Merari Úbeda, valora la manera en que los proyectos que nunca pensaron posibles en su localidad han visto llegando poco a poco. “En la manera económica ha avanzado mucho y en la manera de educación también porque ahora hay universidades en nuestros municipios, escuelas infantiles (…) Ha habido bastantes proyectos tanto para la zona indígena, como para la zona indigena”, sostiene, a la vez que garantiza su respaldo para seguir teniendo el progreso que ha venido con el sandinismo.