La Compañera Vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, destacó el mensaje que el Papa Francisco ha llevado a Colombia, en su gira por ese país suramericano.

Dijo que las palabras que el Santo Pontífice dijo este jueves son “palabras que nos llegan a todos”.

Nos habla de ordenar la sociedad para resolver las causas estructurales de la pobreza que generan exclusión y violencia. Dice que solo así se sana de una enfermedad que vuelve frágil e indigna a la sociedad, y deja las puertas abiertas a nuevas crisis. La inequidad es la raíz de los males sociales”, manifestó.

Los animo – dice – a poner la mirada en todos los que hoy son excluidos y marginados. Aquellos que no cuentan para la mayoría y son postergados y arrinconados. Todos somos necesarios para crear y formar la sociedad. No se hace solo con algunos sino con todos y aquí radica la grandeza y belleza de un país. Todos tienen cabida y todos son importantes. Todos somos importantes. En la diversidad está la riqueza”, señaló la Compañera.