Jorge Luis Gutiérrez, experto en repujado

“Aprendí y me enamoré del arte y pienso seguirlo haciendo”

Domingo 3 de Diciembre 2017 | El 19 Digital

La combinación de vistosos colores y delicadas formas de grabado sobre el metal de aluminio, estaño o plata dan pase a bellas creaciones usando la técnica artesanal del repujado.

Desde diseños sencillos hasta los más complejos se pueden trabajar con esta técnica, como recuerdos para bodas, aniversarios, comuniones, cuadros, retrateras, baúles, así como representaciones de arte sacro.

A nivel nacional este tipo de trabajo es selectivo y hay pocas personas que se dedican a realizarlo. En Niquinohomo encontramos al joven Jorge Luis Gutiérrez, quien aprendió a hacer repujado aproximadamente hace unos 8 años en un taller de esta misma ciudad.

Luego él se independizó y comenzó a trabajar y darse a conocer formando su negocio Creaciones Gutiérrez. “Al principio costó un poquito, pero gracias a Dios, hoy en día tengo mi clientela y siempre clientes nuevos, porque yo he dicho que los mismos clientes son los que lo recomiendan a uno, es la carta de representación”, aseveró el artesano.

Este joven generalmente trabaja el aluminio, pero también lo combina con la madera o el cuero, logrando acabados atractivos y diferentes a lo que cotidianamente se encuentra en el mercado, dándole siempre el toque de personalización.

Sus conocimientos en pintura y Diseño Gráfico le han permitido especializarse en esta técnica, pero principalmente su pasión, porque realmente le gusta lo que hace. Ese amor por lo que hace también lo ha compartido con su esposa Blanca Azucena Norori, quien le ayuda en las creaciones.

Pedidos de la Purísima son mayores en diciembre

Jorge señaló que una de las temporadas más altas en el año es diciembre, ya que generalmente hay muchos pedidos para comuniones, bodas y purísimas, llegando a elaborar hasta 300 piezas. Asimismo, hay empresas que dan hacer recuerdos corporativos, en algunos incluso se les trabaja el logotipo.

Para la celebración de la Purísima, los clientes hacen pedidos en grandes volúmenes de veladoras y retablitos en madera que llevan en relieve la imagen de la Virgen María.

Generalmente, lo que pide mucho la gente son veladoras, tenemos un estilo en madera que la veladora va incrustada con la imagen de la Purísima y en los retablitos también”, expresó Gutiérrez.

Agregó que las iglesias católicas son unos de sus principales clientes ya que ha decorado cirios pascuales, sagrarios, adornos e imágenes que están en las iglesias que requieren algún tipo de decoración en repujado.

Con su trabajo artístico y artesanal, este niquinohomeño está claro que promueve la cultura, el arte, lo religioso, “y lo nacional, porque todo lo que yo hago me gusta ponerle una etiqueta de ‘Hecho en Nicaragua’, porque mucho de mi trabajo va fuera del país”, dijo Gutiérrez.

Actualmente los diseños creativos de este artesano se han enviado a Estados Unidos, Costa Rica, Honduras y Venezuela.

A Jorge Luis se le encuentra del Costado Sur del Parque Central de Niquinohomo 3 cuadras abajo y siempre está accesible para atender pedidos desde una pieza a más cuando son corporativos.

Los costos dependerán del diseño y tamaño del repujado; cuando son en cantidades, se deben realizar con un mes como mínimo de anticipación.

Su trabajo también se ha dado a conocer a través de las redes sociales y entregando un producto de calidad con su etiqueta, recalcando que “el boca en boca es la mejor publicidad”.