La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, saludó el 40 aniversario de la insurrección de Monimbó y afirmó que todos los que dieron su vida para que Nicaragua fuera libre, unida, bendita y próspera, viven en nuestros corazones.

“Todos los hermanos viven en nuestros corazones y en cada paso que damos en amor a Nicaragua”, dijo, nombrando a cada uno de ellos Bosco Monge Hernández, Rubén Paladino, Francisco López Díaz, Mario Julio Madriz Ruiz, Domingo Ruiz, Miguel Antonio Vázquez, Domingo Cajina, Rito Moisés Rivera, todos ellos de Monimbó; Comandante Camilo Ortega Saavedra, de Managua; y Arnoldo Quant Ponce, de Ciudad Darío.

“A todos ellos honor y gloria, nuestro reconocimiento en espíritu de luchas y victorias porque así es como vamos adelante, llenos de fe, llenos de la fuerza que nos da Dios nuestro señor para trabajar todos los días para enfrentar todos los días con optimismo todos los desafíos, para seguir siendo tan dispuestos, tan fuertes como ellos, ellos que creyeron en el triunfo, en la victoria, que dieron su vida por una Nicaragua de victorias, de bendición, prosperidad y victorias, ellos, a ellos rendimos homenaje sentido en compromiso de luchar y vencer”, manifestó.

Rosario resaltó que todos estos días se ha estado conmemorando esta fecha a través de diferentes eventos de tradición y cultura tanto en Masaya como en Managua.

También destacó que en homenaje a este aniversario se ha puesto la primera piedra de la Casa para Pacientes con Necesidades Especiales en Monimbó, la cual estará lista antes de agosto.

Informó que una delegación de la Juventud y del Gobierno estuvo visitando a doña Irma, mamá del compañero Arnoldo Quant, reiterándole el compromiso con su legado.

Así mismo, la juventud le ha rendido homenaje a Camilo Ortega durante la mañana; como también en Masaya a Moisés y resto de compañeros, las ministras Sonia Castro, Marcia Ramírez y Miriam Raudez. Por la tarde visitarán a los familiares de cada uno de esos héroes.