Desde el Cementerio Periférico, la Juventud Sandinista honró con un acto político cultural la memoria de los Héroes y Mártires de San José de las Mulas, quienes hace 35 años abonaron con sus vidas el porvenir de una Nicaragua llena de progreso, bienestar y paz, la cual hoy es protagonizada por las nuevas generaciones de nicaragüenses.

El acto contó con la presencia de las madres de héroes y mártires, los sobrevivientes y combatientes históricos de San José de las Mulas y los jóvenes que con entusiasmo y en la voz de Milton Ruiz, coordinador Nacional de Juventud Sandinista, reafirmaron su compromiso con el legado de los caídos.

“En esta tarde conmemoramos el 35 aniversario de los héroes de San José de las Mulas y por eso nos hemos reunido, para rendir homenaje a la visión, al servicio solidario y a quienes hoy nombramos hijos de Sandino, porque los hijos de Sandino ni se venden, ni se rinden puesto que hace 35 años, nuestros hermanos llevaban impregnados en sus corazones el deber sandinista, de las luchas y las victorias”, expresó.

cementerio

“Con mucho aprecio y cariño, expresamos nuestro respeto y admiración al legado de valentía y coraje de nuestros hermanos de San José de las Mulas. Hoy la Juventud Sandinista, cristiana, socialista, solidaria y victoriosa, ratifica su ejemplo con nuestros hermanos caídos, lo cual se expresa en la sonrisa de los niños, las madres y queremos decirles que esta generación no es igual a la de sus hijos, pero su legado sigue vivo y su lucha nos compromete a seguir los caminos de justicia social”, añadió.

El Padre Antonio Castro, también se sumó a la actividad y reconoció la valentía de aquellas mujeres que trajeron al mundo a los hombres aguerridos que lucharon por la paz y cuya entrega hoy germina en la Nicaragua que es construida con amor, esfuerzo y ahínco.

“Dichoso el vientre que los llevó a ustedes, y los pechos que los alimentaron, porque parieron no escorias, ni parásitos, sino vidas, semillas que van creciendo y floreciendo y dando vida a todos. No estamos celebrando la muerte, sino que celebramos la vida, porque estos hijos que hoy acompañamos y que junto al padre Theo Klomberg que decidió quedarse con los combatientes de San José de las Mulas, ellos son, ese grano de trigo que germina en una vida abundante”, dijo.

cementerio

Durante el homenaje, doña María Esther Castillo, destacó que la sangre de sus hijos debe ser esa luz que ilumine el futuro del país.

“Los 35 años de la caída de nuestros hijos nos parecen un sueño, el cual es un legado histórico de nuestros héroes y mártires de San José de las Mulas y especialmente para que sigamos luchando a la par del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, a quienes debemos apoyar para lograr erradicar la pobreza, quienes además se han preocupado por el pueblo”, dijo.

Por su parte, el compañero Marvin Vallecillo, sobreviviente de San José de las Mulas, agradeció el apoyo que desde los años de insurrección el Frente Sandinista les ha brindado.

“Hoy es otro año en el que recordamos a nuestros hermanos caídos pero la misión y la visión que teníamos en aquellos tiempos, es la misma que tienen hoy los jóvenes revolucionarios, por eso nosotros reconocemos esa entrega con la que trabajan por el bienestar y el porvenir de las familias”, subrayó.