Miles de nicaragüenses provenientes de todo el país, se convocaron en la Plaza de las Victorias para conmemorar junto al Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo, el Día Internacional de los Trabajadores, el 6to aniversario del Paso a la Inmortalidad del Comandante Tomás Borge Martínez y en respaldo al Diálogo y la Paz en Nicaragua.

En el acto el Comandante y Rosario estuvieron acompañados por parte del Frente Nacional de los Trabajadores, Gustavo Porras, Maritza Espinales, Ileana Gómez; la dirigente de la Unidad Nacional del Adulto Mayor, Alma Sandino; la Ministra del Trabajo, Alba Luz Torres; por la Juventud Sandinista Cristiana Castillo, Edwin Mendoza y Katherin Reyes; el Comandante Edén Pastora y el Comandante de la Revolución y Fundador del FSLN, Víctor Tirado López.

Durante su mensaje el mandatario nicaragüense recordó que la paz de Nicaragua se ha venido construyendo en medio de inmensos dolores, como los 50 mil muertos que le cobró a nuestro país la guerra impuesta por los intervencionistas de siempre, llenando de dolor y sangre al pueblo nicaragüense.

Lo que costó al pueblo de Nicaragua, lo que costó a la juventud nicaragüense, más de 50 mil por esa guerra impuesta, y poco a poco hemos venido consolidando la paz con alegría, con amor, con solidaridad, con una juventud que viene forjándose con un espíritu verdaderamente cristiano, que es parte del principio ama a tu prójimo como a ti mismo”, aseguró Daniel.

El Comandante lamentó que sean los mismos de siempre los que incitan nuevamente a la violencia en Nicaragua, lo cual ha dejado varias personas fallecidas. En este sentido, expresó que todos repudiamos esos actos.

Desgraciadamente, los mismos que incitaban a la guerra antes, ahora incitan nuevamente a la violencia y en medio, en medio nuevamente las víctimas de la violencia, los fallecidos por estos actos violentos que todos hemos visto y que todos hemos repudiado, condenado y que nuevamente han provocado una profunda herida en el corazón de la patria, los sembradores de odio y la patria está de duelo”, manifestó.

Minuto de silencio por víctimas de violencia

Daniel pidió a todos los presentes un minuto de silencio por todas las víctimas, y llamó a comprometernos por la paz.

Lo que ha acontecido no es para menos y vamos a guardar un minuto de silencio, recordando a los fallecidos, solidarizándonos con todas las familias de los fallecidos, pero sobre todo, comprometiéndonos una vez más a que la violencia no vuelva a instalarse en nuestra patria”, subrayó.

Recordó que este 30 de abril se le rinde homenaje al Comandante Tomás Borge, en el sexto aniversario de su paso a la inmortalidad, como también el Día de los Trabajadores, a conmemorarse este 1 de mayo.

El líder nicaragüense aprovechó para reconocer la noble labor que realizan a diario los muchachos y muchachas de la Juventud Sandinista, quienes después de clases o del trabajo se dedican a “recorrer los barrios de nuestras ciudades para recorrer las comunidades campesinas, incluyendo los fines de semana, para llevarle el pan de solidaridad a las familias más empobrecidas, a las madres más empobrecidas”, como también dando a acompañamiento en momentos como los sismos, inundaciones, incendios y jornadas de salud.

Ahí se encuentra siempre con un paso al frente la Juventud Sandinista 19 de Julio”, aseguró.

Diálogo para la Paz

El Comandante Daniel señaló que el pueblo tiene que seguir defendiendo la paz que ha alcanzando Nicaragua en los últimos años y que ha posibilitado el desarrollo y crecimiento económico del país.

Ahora se trata de la defensa de la paz, en la defensa de la paz, en la defensa de la paz ni un paso atrás, ni un paso atrás en la defensa de la paz”, afirmó Daniel.

Esa paz permitirá que los campesinos sigan cultivando la tierra a como lo han hecho en los últimos años, con tranquilidad y estabilidad, para garantizar la seguridad alimentaria.

Para que los obreros puedan transitar a sus fábricas, a sus centros de trabajo sin obstáculo alguno, y que eso fortalezca la economía familiar y no se pongan en riesgo los puestos de trabajo, porque cuando se practica este tipo de violencia se está lanzando a la calle a miles de nicaragüenses al desempleo”, dijo el líder sandinista.

Añadió que en los últimos días gracias a Dios, se ha logrado recuperar la calma y la estabilidad.

Nicaragua escogió el camino de la Paz

Recordó que está pendiente la instalación del diálogo para tratar temas relacionados a la justicia social, la economía y la seguridad de los nicaragüenses.

Que tienen que ver con la justicia en relación con estos hechos condenables que se han producido, son situaciones que tienen que ser investigadas, están siendo investigadas para que puedan encontrarse a los culpables, no para lanzarnos llenos de odio contra ellos, no para lanzarnos con el cuchillo en la mano contra ellos, sino para que entiendan de una vez por todas que ya Nicaragua entera escogió el camino de la paz, de la estabilidad y de la seguridad”, resaltó.

Destaca esfuerzo del Cardenal Leopoldo Brenes

El Comandante Daniel reconoció el esfuerzo de Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes y del resto de obispos de la Conferencia Episcopal, para apoyar este proceso de diálogo.

Diálogo para la Paz, diálogo para la paz, ese es el gran objetivo. Y estamos totalmente comprometidos en cualquier circunstancia que se presente, aún en las más difíciles circunstancias que se puedan presentar, porque están quienes, están boicoteando el diálogo. Aún en las peores circunstancias, son las familias nicaragüenses, son los campesinos, son los trabajadores, es el pueblo, es la juventud, las mujeres, las que darán la batalla para defender la paz”, señaló Daniel, mientras el pueblo concentrado en Plaza de las Victorias, gritaba “queremos la paz” en múltiples ocasiones.