El ciudadano Wilber Reyes Hernández, de 37 años, trabajador de la Alcaldía de Matagalpa y José Alfredo Urroz Jirón, de 28 años, docente técnico de la Escuela Carlos Fonseca,  fueron asesinados este martes por grupos vandálicos de la derecha.

El alcalde de Matagalpa Sadrach Zeledón, informó que Reyes fue impactado por disparos de arma de fuego en el abdomen, a las 5:30 de la tarde.

El hecho ha generado indignación entre la población matagalpina, particularmente entre las familias del barrio Walter Mendoza, donde vivía el joven.

Zeledón también informó que el profesor José Alfredo Urroz, de 28 años, docente técnico de la Escuela Carlos Fonseca, recibió un balazo en la cabeza y había sido trasladado a Managua donde falleció la madrugada de este miércoles.

El Alcalde también dijo que el niño William González Rugama, de 1 año, fue herido por arma de fuego en el cuello, región tráquea, y se encuentra entubado con pronóstico reservado. Además indicó que el trabajador de Enacal, Wilmer Rivas González, sufrió una herida de bala en el estómago. Ambos son atendidos en el Hospital Regional de Matagalpa.

“Esa gente no quiere paz, quieren derramar la sangre de hermanos en el país, lo que quieren es dolor, el sufrimiento del pueblo de Matagalpa y del pueblo nicaragüense”, denunció el alcalde.

Informó que durante este martes Matagalpa vive el asedio de grupos criminales que han quemado instalaciones del comisariato de la Policía Nacional y siguen atacando a esa institución.

“Este es otro efecto de ésta increíble saña criminal de atacar a los matagalpinos, a jóvenes, a profesores, a trabajadores de servicios municipales”, expuso el alcalde.

“Esto no es cristiano, esto no es de cristianos. Esta es falta de humanismo esto es realmente una falta de respeto a la vida, a la paz, a la tranquilidad de Matagalpa que la habíamos guardado por tanto tiempo y hoy se ha vertido la sangre inocente de hermanos matagalpinos ante tanta insistencia, tanto ataque, tanta agresión que habíamos logrado evitar, que la sangre se derramara en Matagalpa”, manifestó.

Lo que “queremos es recuperar la paz, no queremos sufrimiento en ninguna parte de Nicaragua.  Esta es gente anda con la obsesión de ver correr sangre y no les importa provocarlo de cualquier manera”, dijo Zeledón.

“Todo el pueblo quiere paz, quiere tranquilidad, quiere normalidad, no quiere estar en esta zozobra, no quiere estar ante estos hechos dolorosos que hoy se han ensañado en ésta Matagalpa por ésta gente vandálica que no tiene ningún empacho en atacar con armas de fuego”, afirmó.