Los trabajadores por cuenta propia y comerciantes del Municipio de Nandasmo, están muy preocupados por la baja en las ventas que están teniendo, dado la situación de violencia que promueven grupos de derecha, por lo que demandan que regresa la paz a Nicaragua.

Estamos como oprimidos, como amenazados y todo estos tranques que están haciendo, ya miramos quiénes son los culpables, miramos quiénes son los que se están aprovechando y quiénes los están apoyando con alimentos esos tranques. Esto a mi me perjudica, porque soy comerciante y no estoy vendiendo”, declaró doña Dolores.

Relató que intentó ingresar a Masaya para ir a vender, pero los grupos violentos que mantienen trancada la ciudad, no le permitieron entrar.

No he salido de mi casa, me siento como oprimida al estar y no poder vender. Uno como no está en el bando de ellos hasta lo intentan agredir y hasta te amenazan de muerte. Uno tiene que apoyar al gobierno porque se ha visto las mejoras en el país”, cuenta Dolores, que tiene gran esperanza en el Diálogo Nacional que inició este miércoles.

Yo le pido a Dios y a la Virgen María Santísima que haya paz, que no haya derramamiento de sangre, estoy pensando que mi hijo que trabaja en Managua y no sé si va a pasar para regresar a la casa.  Yo quiero la paz”.

En tanto doña Ana Mairena, declaró estar en desacuerdo con los tranques porque ya tiene cuatro días de no poder vender, porque no ha podido ir al mercado.

Tengo cuatro días de no ir al mercado, dejé la venta desde el sábado y eso lo tengo perdido, tengo que dar abonos diarios de la venta que yo hago, no he podido transportarme para Masaya para ir a vender porque el mercado está bloqueado en todo el alrededor nadie está de acuerdo con eso”, declaro doña Ana.

Considera que los que están construyendo esos tranques están siendo pagados en efectivo y les están garantizando la comida para que se mantengan en esa actitud.

Dijo que no hay que apoyar esos tranques y llamó a la empresa privada a pedir que rechace esa actitud porque se está haciendo daño a la economía.