La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de la República, aseguró este mediodía que la prioridad de las Familias nicaragüenses es Diálogo, Seguridad y Paz para construir un futuro mejor de la mano de Dios.

“Aquí estamos todos, y cuando digo todos, estoy segura que estoy hablando de la mayoría infinita de nicaragüenses, pidiéndose a Dios por la paz, pidiéndole a Dios por el Diálogo, pidiéndole a Dios por la seguridad que necesitamos todas las familias para vivir, para respirar, para dormir, para levantarnos con optimismo, con ánimo, y sobre todo, para poder soñar en la Nicaragua Mejor que todos queremos y todos podemos hacer juntos”, dijo.

Una Cultura de Diálogo y Paz

“Porque ese es el desafío, reunirnos, encontrarnos, para trabajar juntos por un presente y un futuro mejor, y un presente donde sepamos escucharnos todos, donde sepamos tomar en cuenta todas las perspectivas, todos los puntos de vista; un futuro, un presente y un futuro que nos reúna; una cultura de Diálogo y Paz para la seguridad para que podamos las familias nicaragüenses plantearnos la construcción de ese porvenir mejor que todos queremos”, añadió.

“Diálogo, Seguridad y Paz, prioridades de las familias nicaragüenses, Diálogo, Seguridad y Paz, lo que todos queremos, que pedimos a Dios; lo que todos necesitamos, decíamos, sentir el aliento, el ánimo y la mano de Dios moviéndose sobre  nuestro país, moviéndose sobre todas las personas y organismos que somos parte del Diálogo Nacional”, resaltó.

Abogó por la “mano de Dios moviéndose sobre la Conferencia Episcopal, por quienes rezamos, como lo piden ellos, todos los días; y la mano de Dios moviéndose en todo el territorio nacional propiciando Acuerdos de Paz”.

Recalcó que “eso es lo que todos queremos, Seguridad y Paz, Acuerdos Verificables, un Diálogo Nacional que nos ayude a todos a restablecer, establecer, restaurar la Paz, procurar la Justicia que todos demandamos”.

“Y al mismo tiempo, proponernos todos los otros planes de trabajo que deban, como deben desarrollarse, para que este presente, sea mejor, y el futuro sea todavía mejor” para todas las familias nicaragüenses”, recalcó.

Refirió que deseaba concluir su presentación de este mediodía “invocando a Dios, Nuestro Señor para que su voluntad reine en nuestro país. Y la voluntad de Dios es la Paz, es el Bien”.

Luego citó una parte del Salmo 37 que le envió un hermano de las Iglesias Evangélicas.

El Salmo 37 que nos envió esta mañana un Hermano de las Iglesias Evangélicas, dice :

“No te impacientes a causa de los malignos, ni tengas envidia de los que hacen ini-quidad.

Porque como hierba serán pronto cortados,y decaerán con verdor de renuevo.

 Espera en Dios, y haz el bien; vivirás en la tierra, y de verdad serás alimentado.

Pon tu delicia en Jehová, y él te dará las peticiones de tu corazón.

 Encomienda a Dios tu camino, y él hará.

Y exhibirá tu justicia como la luz, y tus derechos como el mediodía.

 … No te alteres con motivo del que prospera, por el hombre que hace maldades.

Déjate de la ira, y depón el enojo; no te excites de manera alguna, no te provoque a hacer lo malo.

Porque los malignos serán talados, y los que esperan en Jehová heredarán la tierra”. Esa és una parte del Salmo 37.

Sigue diciendo aquí el Salmo 37 de David :

“… Los que esperan en Jehová heredarán la tierra.

Pues de aquí a poco no será el malo; contemplarás sobre su lugar, y no aparecerá.

Pero los mansos heredarán la tierra, y se recrearán con abundancia de paz.

Maquina el impío contra el justo, y cruje sobre él sus dientes;

El Señor nuestro Dios se reirá de él; porque ve que ya viene su día.

Los impíos desenvainaron espadas y entesaron su arco, para derribar al pobre, para matar a los de recto proceder. Pero la espada de ellos entrará en su mismo corazón, y su arco será quebrado”.

“Nuestro Señor en todo tiempo tiene Misericordia y presta, y sus cimientes para bendición, apartémonos del mal, hagamos el Bien y viviremos para Siempre”, dijo Rosario.

“Sabemos que nos recrearemos con abundancia de Paz, porque esa es la voluntad de dios para nuestro país y para las familias nicaragüenses. Diálogo, Paz, Seguridad para todos, que cese la violencia, en todas partes, venga de donde venga y que cesen los crímenes de odio, la mala voluntad y que reemprendamos los caminos de Bien Común. Todos hemos sido educados en Nicaragua en la fe Cristiana, vivamos como cristianos, pensemos como cristianos, respetémonos como cristianos, fortalezcamos en nosotros a Cristo Jesús que todo lo puede, porque todo lo podemos con Cristo que nos fortalece.”, resaltó.