El Compañero Carlos Fonseca Terán, vicesecretario de Relaciones Internacionales del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), analizó esta mañana en el programa En Vivo de Alberto Mora, en el Canal 4 de televisión, los principales ejes de acción del Golpe Suave que desarrollan los grupos criminales de la derecha para derrocar al Gobierno y crear el caos entre la población.

“Lo que se está desarrollando en este momento en nuestro país es la aplicación de un formato elaborado por Gene Sharp, ideólogo del imperio, aplicado a todos los gobiernos que son contrarios a los intereses del imperialismo norteamericano o que sencillamente no son de su agrado y ellos con su política exterior, por su geopolítica están interesados en derrocar”, explicó Terán, hijo del Comandante Carlos Fonseca Amador, tras observar un video del instructor de bandas musicales, Sander Bonilla, fuertemente golpeado y torturado por los grupos vandálicos.

“Algunos le llaman Golpe Suave, tiene diferentes definiciones”, añadió Fonseca Terán.

El entrevistado ahondó que este formato tiene como un componente fundamental la Guerra Sicológica y la Guerra Sicológica tiene cuatro elementos fundamentales: La mentira, el odio, la culpa y el miedo.

“La mentira lleva a una parte de la gente al odio, y del odio al miedo, o lleva del odio y al miedo, y a otra parte a la culpa, al miedo también; al final, todo empieza con la mentira y termina en el miedo; y el miedo crea situaciones de histeria colectiva, situaciones en las cuales las personas ven nubladas su capacidad de raciocinio”, dijo.

La lógica del absurdo

“Por ejemplo, en qué cabeza puede caber que un gobierno que está siendo asediado, que está siendo atacado, en todos los frentes, que tiene que invitar a organismos internacionales, que sabe perfectamente que le son adversos; que no son imparciales, y que están ya en el país; que están desarrollando un diálogo, como su principal herramienta para resolver la crisis que se ha creado de manera artificial”, podría cometer un acto tan torpe como la quema de una familia en un barrio de Managua.

“Un gobierno en esas condiciones que ha logrado en el diálogo un gran avance que nunca se había dado anteriormente, el inicio del reconocimiento de que había que quitar los tranques, te acordás el acuerdo que se dio; pasaron un día, al final se logró, por lo menos el reconocimiento de que se podría hacer algo objetivo, que era algo deseable, o sea un gran logro en el diálogo”.

“Con todos los organismos adversos aquí, horas después, vamos a hacer tan idiotas de ir a cometer un acto de barbarie como ese de la quema de esa casa de esa familia, donde todos los que murieron eran sandinistas, además, que no le habían querido dar los colchones a los de la UPOLI y de que cuando llegaron y que abrieron el día del paro y que cuando llegaron ahí, seguidos por la Policía, los delincuentes les pidieron usar el techo para blanquear a la Policía y no se los permitieron”, señaló.

“Pero bueno, vamos al hecho, a quien se le puede ocurrir que un gobierno puede ser tan torpe de hacer semejante… como lo que inventaron el día de las Madres”, añadió, en alusión a la invención de una “masacre”, que los mismos vándalos cometieron.

El Guión de la Violencia

“Porque es que aquí hay un guión, que es el guión de la violencia, que es parte de esta guerra sicológica; hay una serie de elementos que es parte de ese guión, del guión de la violencia, pero yo lo resumiría así: Los sandinistas aquí no tenemos derecho a defendernos y tampoco a dejarnos matar, aunque parezca absurdo”, reflexionó Fonseca Terán.

“Si nos defendemos somos turbas paramilitares atacando, a los que protestan pacíficamente; y si no nos defendemos y nos dejamos matar, somos uno más en la lista de ellos, ya ponen una cruz nueva en la Jean Paul Genie, aunque la tienen abandonada y ya somos un mártir de ellos”, indicó en alusión a que los grupos derechistas matan a los sandinistas y luego los usan como que si fueran víctimas de ellos.

“Es decir, podemos resumir en ese absurdo, cómo funciona parte de esta guerra sicológica que forma parte de lo que es el formato es conocido también como guerra de quinta generación, no vamos a entrar en detalles. Pero lo importante es la mentira como componente fundamental de este formato”, resaltó.