Recibimos el siguiente escrito de la Secretaria de Relaciones Internacionales del FMLN: 

Solidaridad del FMLN con el pueblo de Nicaragua y saludo al FSLN, en razón del 39° Aniversario del Triunfo de la Revolución Sandinista

La Secretaría de Relaciones Internacionales del FMLN saluda al heroico pueblo y gobierno sandinista de nuestra hermana República de Nicaragua, quienes son ejemplo en América Latina y el mundo entero de que es posible avanzar en el desarrollo y ejercicio de soberanía nacional; habiendo alcanzado uno de los mejores índices de reducción de pobreza y criminalidad en la región logrando frenar el accionar de los carteles de la droga y el crimen organizado, así como la garantía de la salud y educación para toda la población, la reactivación económica del país y la promoción de la participación política de la mujer.

Es meritorio reconocer el crecimiento y estabilidad económica de entre 4 y 5% anual alcanzado en Nicaragua por su pueblo, puesto que es una economía que descansa en los sectores populares que producen más del 50% del PIB y generan más del 70% del empleo; y es el único país de la región que produce el 90% de los rubros alimenticios que consume; producto de la revolución sandinista iniciada en 1979 y de los acuerdos de paz de 1990.

Saludamos por tanto el 39° aniversario de la revolución sandinista del 19 de julio de 1979 y lamentamos la situación coyuntural que se vive actualmente en Nicaragua, promovida por grupos de extrema derecha apoyados por bandas de delincuentes bajo la orientación de intereses norteamericanos y de élites europeas y algunos sectores de la iglesia católica nicaragüense, quienes en desafío al gobierno legítimo y sus autoridades, buscan romper el orden constitucional, democrático e institucional, que ha garantizado los avances en la pacificación y reconciliación en este hermano país.

Estamos conscientes que éste no es un problema de carácter social; es un asunto de carácter político, y lo define claramente los escenarios y hechos de extrema violencia que están sucediendo, muy distanciados de lo que originó dicha situación, que fue el tema de la seguridad social, superado de inmediato con el retiro del respectivo decreto del Poder Ejecutivo y los reiterados llamados al establecimiento de un diálogo, mostrando la voluntad política del Presidente Constitucional de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra a encontrar caminos contra la violencia y por la Paz.

Por lo que exhortamos a todos los sectores involucrados en el proceso de diálogo a que se respete la institucionalidad, soberanía y autodeterminación nicaragüense, reasumiendo la buena voluntad para su continuidad hacia el entendimiento político.

Asimismo, expresamos nuestra solidaridad a las familias del pueblo nicaragüense que han sufrido pérdidas humanas en medio de esta triste coyuntura, y hacemos votos para que se encuentre a la brevedad posible una salida pacífica a la presente situación, sin injerencia externa de ningún tipo; y expresamos nuestro irrestricto apoyo al gobierno sandinista, al Presidente Comandante Daniel Ortega Saavedra, y al pueblo de Nicaragua en su lucha por la justicia y la paz.

Dado en San Salvador, a los 10 días del mes de julio de 2018.