Ramón Rodríguez@ramonsandinista el militante sandinista que un día decidió hacer uso de las redes sociales, como herramienta para llamar a levantar la moral del sandinismo y del pueblo que estaba secuestrado por terroristas, considera que éste es un momento en el que no se debe bajar la guardia y, al contrario, ser más vigilantes.

“A esta gente le están dando más financiamiento, obviamente para seguir desestabilizando al país “, comentó en una entrevista concedida este miércoles a El 19 Digital.

Al respecto recomendó a no tomar una actitud vengativa con las personas que de alguna u otra manera estuvo vinculadas a los actos terroristas y los tranques.

Rodríguez afirmó que se debe considerar a que muchos fueron engañados y que se aprovecharon de su buena voluntad.

“Aquí se va a hacer justicia en Nicaragua, pero no venganza. Aquí como decía el Comandante Carlos, implacables, pero somos generosos en la victoria y hay que demostrar esa generosidad revolucionaria y vamos a seguir profundizando las conquistas de la Revolución “, comentó https://www.facebook.com/ramon.rodriguez.33886305

Ramon1

El personaje que se ha convertido en una figura pública, identificó los intentos por desvirtuar la legitimidad de autoridades legítimas como la Policía Nacional, como parte del golpe suave que se intentó dar en el país, pero que fracasó porque el pueblo identificó la sed de poder política, disfrazada de luchas sociales.

“Entonces es que el resentimiento es que ninguno de los comisionados, comisionados generales se une al Golpe de Estado, a esa aventura golpista no se une, no hacen eco al llamado y entonces ellos empiezan a inventar y tergiversar… ustedes se acuerdan cuando habían dicho que habían desertado 400 policías. Cosa que es falso, manipulando para bajar la moral a nuestros hermanos policías”, afirmó.

El militante sandinista consideró que en este momento que los dirigentes golpistas han perdido credibilidad con el pueblo, han iniciado una campaña para conseguir respaldo de la derecha internacional.

En ese orden, explicó que ya es una táctica común y conocida por el pueblo. “Nosotros somos un país soberano, con nuestras propias leyes y con nuestra propia autodeterminación”, apuntó.

Ramon1