El optimismo, confianza en Dios, el respaldo del Buen Gobierno y el deseo de seguir adelante, es lo que caracteriza a los productores de Ticuantepe, quienes a pasar de las adversidades que vivieron meses atrás, no dejaron de trabajar la tierra.

Viajamos por caminos rurales, que nos llevaron a lo alto del pintoresco municipio, donde la tierra bendita que cobijaba la siembra, hoy la miramos convertida en una fructífera cosecha de piña y pitahaya.

El recorrido inició en la finca “El Esfuerzo”, en la comunidad #2, donde don Mario Alberto Ramírez nos contó sobre su finca modelo que logró gracias al apoyo del gobierno Sandinista, donde también cosecha cítricos, plátano, café, y granos básicos.

“Como productor recibimos capacitación con INTA, y técnicos de la alcaldía, con el fin de diversificar la finca, es decir que además de pitahaya y piña, poder tener cítrico, aguacate, coco, aguacate, quequisque”.

Recordó que “con ningún otro gobierno, los productores tuvimos la capacidad y potenciar conocimientos que Dios nos ha dado a través del FSLN”.

Su espíritu cristiano y socialista, lo llevó a destacar que “bienaventurado el hombre que piensa en el pobre y yo creo que esa es la razón porque Dios está con Daniel”.

ticuantepe

La producción no se detuvo

La alcaldesa de Ticuantepe, Ligia Ramírez, expresó que las metas productivas se mantienen para este año.

Apoyamos con capacitaciones, entrega de plantas, cítricos, café y sobre todo el mecanismo de que ellos puedan comercializar sus productos a través del Parque de Ferias, mercados, y restaurantes y comiderías ubicada en el municipio.

En un aproximado, señaló que en Ticuantepe se cultivan más de 2 mil manzanas de piña y 850 manzanas de pitahaya; también se cultiva cítricos, plátanos, maíz y frijol.

Don Alberto dijo que a pesar de la situación difícil que vivió el país, la producción no se detuvo, “tuvimos obstáculos con los tranques, porque nos cobraban para sacar nuestros productos, pero ahora nos sentimos libres de poder ir donde sea”.

ticuantepe

Mientras unos trabajan, otros querían destruir

El productor Humberto Ampié Pérez, de la comunidad Los Ríos, afirma que era triste que mientras ellos querían trabajar, otros querían destruir el país.

“Nosotros seguimos produciendo, no nos detuvimos con todas las limitaciones, amenazas y el ambiente negativo, que crearon los que quisieron destruir el país. Porque nosotros tenían que garantizar los productos para el consumo de las familias”.

Afirmó que “aquí no se detiene nadie y el llamado que hago es a que nos unamos, para seguir adelante y contribuir a la economía del país”.

Manifestó que esta comunidad ha recibido zinc, vacas, gallinas; educación gratis, centro de salud, entre otros proyectos y programas que han traído desarrollo.

“Cómo no vamos apoyar a este gobierno, que es el gobierno de los pobres, que con hechos ha respondido y estamos listos para apoyarlo en las próximas elecciones”, sostuvo.

El recorrido siguió y nos tocó dejar los vehículos para seguir a pie y llegar a la otra finca, aprovechando para admirar el paisaje, el aire fresco y la gente amable que encontramos en el camino.

ticuantepe

Productores capacitados

Al llegar a finca 2 pinos, en la comunidad San José de los Ríos, encontramos a su propietario Bernardo López Estrada, realizando las labores cotidianas en sus tierras donde se dedica al cultivo de pitahaya.

“Este gobierno nos ha permitido avanzar en desplazamiento y sobrevivencia al recibir capacitaciones y nuevas técnicas para las diversificación de nuestras fincas”, expresó.

“De la agricultura de pitahaya sobrevivimos muchas familias y esperamos seguir trabajando de la mano de nuestro Buen Gobierno, el único que nos ha dado acceso para llevar el producto a los mercados”.

Bernardo dijo que siempre le piden a Dios volver a la paz, tranquilidad y seguridad, con la que siempre han venido trabajando.

Afirmó que en la segunda cosecha de pitahaya esperan muy buena producción.

ticuantepe

Un refresco de pitahaya para el calor

El medio día estaba cerca y teníamos que avanzar, pero como las bonitas casualidades existen, una señora de la zona nos invitó a probar el delicioso refresco de pitahaya, guayaba y limón, una bebida necesaria, ante el inclemente sol.

Una vez que nos recargamos con esa bebida llena de energía, continuamos. Nuestra próxima finca era la de don Victoriano Valle, en la Comarca Los Chilamates.

En la finca que cubre las 15 manzanas, se produce piña, pitahaya, cítricos, aguacate, plátanos, café y granos básicos para el consumo.

“La violencia nos afectó bastante, porque nosotros no esperábamos esto y era triste no poder comercializar nuestros productos por los tranques. En esos 3 meses perdimos cosecha de piña, atrasamos los pagos a los bancos, y tuvimos pérdidas económicas”, expresó don Victoriano.

En nuestra conversación, no dudó en afirmar que ahora esperan recuperar la paz que tenían anteriormente “y poder seguir adelante para comercializar nuestros productos, ya que si tenemos paz, y el comercio activo, vamos avanzar”.

A pesar de las malas experiencias que vivieron estos productores, por la desestabilización y caos que ocasionó la derecha golpista, ellos no dejaron de trabajar la tierra y empujados por el entusiasmo que los caracteriza y sacar adelante a su familia, hoy se levantan fortalecidos gritando ¡Aquí no se detiene nadie!.

ticuantepe

ticuantepe

ticuantepe

ticuantepe