La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, invitó este jueves a todas las familias nicaragüenses a avanzar juntas “con el espíritu en grande, avanzar con el alma en positivo, avanzar con la visión positiva de una Nicaragua de todos, donde el bien de todos debe animarnos y alentarnos cada día”.

Rosario también demandó justicia para las víctimas del terrorismo y que los culpables paguen por los crímenes que cometieron de manera directa o indirecta.

“Queremos justicia, queremos que paguen por los crímenes quienes cometieron esos crímenes de manera directa o indirecta, y queremos, sobre todo Nicaragua quiere paz para trabajar juntos, seguir recorriendo los caminos de armonía y los caminos de dedicación, de laboriosidad y de empeño en salir adelante”, dijo.

Recordó que durante tres meses de secuestro nacional muchas cabezas de familia dejaron de trabajar. “De ahí esos números que se han presentado que tienen que ver con el secuestro del derecho a trabajar de centenares de cabezas de familias en Nicaragua. Por eso hablamos de 356 mil cabezas de familia que durante 3 meses no pudieron trabajar y gracias a Dios esto se viene recuperando”.

“Hemos hecho indagaciones departamento por departamento y muchos de los negocios que fueron obligados a cerrar porque estaban los tranques de la muerte cerca, muchos han reabierto, han recontratado a sus trabajadores”, expuso.

La Vicepresidenta destacó que en la actualidad, en la medida en que va avanzando el periodo de cosecha se están reabriendo puestos de trabajo en la agricultura y en industrias como la del tabaco.

“Tenemos también la recuperación milagrosa del turismo nacional en primer lugar y luego internacional, tenemos unos turistas alemanes, unos turistas que estaban en el Cañón de Somoto, turistas europeos en el Cañón de Somoto. Todo eso va poco a poco en la medida en que se va restaurando la confianza en las instituciones que garantizan la seguridad en el país”, indicó.

Rosario dijo que existe una campaña difamatoria que calificó de terrible en contra de Nicaragua.

“Entonces la campaña difamatoria es afuera, es en los grandes medios internacionales, por eso decimos que se recupere la confianza en el país y en la seguridad que garantizan nuestras instituciones para que fluya ese turismo que garantiza trabajo a tantas familias”, dijo.

“La gente está viendo, sabe quiénes han despedido trabajadores, sabe quiénes se oponen a que vengan turistas a Nicaragua. El pueblo sabe, el pueblo no es ciego, ni sordo, ni mucho menos mudo. El pueblo sabe quiénes despidieron trabajadores, el pueblo sabe quiénes han campaña contra Nicaragua, quiénes difaman, quiénes denigran y quiénes se oponen a que la gente venga y que puedan trabajar mejor tantas familias en todo el país”, añadió.

La Compañera valoró que poco a poco se irá desvaneciendo la campaña de infamias, de calumnias, de mentiras.

“Nosotros que hemos sabido tener paciencia, prudencia y mucha sabiduría en toda la actuación del estado nicaragüense seguimos viendo, seguimos pendiente y seguimos respaldando a las familias honradas de Nicaragua que quieren trabajar promoviendo turismo, promoviendo capacitaciones, cursos”, comentó.

Asimismo, dio gracias a Dios porque la capacidad de trabajo de los nicaragüenses es reconocida en el mundo.“Muchas personas reconocen y agradecen tener trabajadores nicaragüenses que se destacan por sus rendimientos”.

Rosario también manifestó que en varios sectores, la normalidad ya se recuperó.

“En algunos lugares de elevada producción de leche, de hortalizas, de vegetales, que prácticamente se paralizó durante los tres meses, pero ya se recuperó y ya están trabajando las mismas familias que trabajan para cooperativas, o para cultivos o para empresas, o para fincas que se dedican a la industria láctea y a la producción de cultivos para el consumo nacional y para la exportación. Así es como vamos adelante. En todas partes estamos midiendo todos los días, para procurar que esos hermanos que todavía están en el desempleo, puedan desempeñarse en otros ámbitos”.

El fruto de la justicia se siembra en paz, para aquellos que hacen la paz

La Vicepresidenta aseguró que los nicaragüenses “estamos trabajando duro para hacer la paz y recoger, sembrar y recoger el fruto de la justicia”.

En ese sentido, anotó que “todas estas dificultades que nos ha dejado ese golpismo corrosivo, fracasado, todo eso va a ir quedando atrás, va a ir quedando en el olvido, en los basureros de la historia. Porque la historia no es de los cobardes ni de los vende patrias, la historia es de los que luchan todos los días. El pueblo nicaragüense que lucha todos los días y que fortalece la paz todos los días, con conciencia cristiana y solidaria”.

Agregó que “vamos adelante garantizando seguridad ciudadana, vamos adelante con nuestros derechos restituidos, vamos adelante con programas y proyectos de prioridad para nuestro pueblo, la salud, la educación, la producción”.

Explicó que el intento de derrocamiento del gobierno legítimamente constituido, “ha sido un golpe, un intento clasista dirigido contra los programas que apuntan a fortalecer la lucha contra la pobreza”.

“No hemos visto destrucción de ninguna entidad propiedad de ricos, lo que hemos visto es destrucción de los programas y de las entidades y de las instituciones que trabajan en la lucha contra la pobreza. Por eso decimos que no tiene perdón de Dios ir contra los pobres, lanzarse contra los pobres”, dijo Rosario y citó el siguiente extracto de la Sagrada Biblia.

Contra los ricos opresores
5 !!Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. 
2 Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. 
3 Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros. 
4 He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos. 
5 Habéis vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos; habéis engordado vuestros corazones como en día de matanza. 
6 Habéis condenado y dado muerte al justo, y él no os hace resistencia.

Concluyó señalando que “Dios es justo y Dios es grande, Dios permita que los corazones que se llenaron de odio dejen ir ese tóxico, ese veneno y se permitan instalar generosidad, solidaridad. No le estamos pidiendo peras al olmo, le estamos pidiendo milagros a Dios. Que esos corazones donde se instaló el odio cambien y entiendan que Nicaragua quiere paz, que Nicaragua ya no quiere violencia, que Nicaragua quiere trabajar y prosperar, que salga ese espíritu perverso de los corazones que se llenaron en todos estos meses de destrucción y de secuestro nacional, que se llenaron de odio. Que salga el odio y que se instale la compasión, la solidaridad y la preocupación por los demás, el amor al prójimo, que esos corazones se llenen de amor al prójimo, esa es la petición que hacemos a Dios, y estoy segura que esa es la petición y el ruego de casi todos los nicaragüenses”.