La compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de la República, agradeció este martes los mensajes de compromiso con la reconciliación, el encuentro, el amor cristiano, y la paz, “son centenares de mensajes los que estamos recibiendo todos los días, de compromiso con ese proceso de encuentro, de reconciliación, de discusión en el barrio, en la comunidad, en la comarca, de nuestros desencuentros y discusión para volvernos a encontrar, para alcanzar consenso para trabajar unidos, para avanzar”.

Destacó que nuestra Nicaragua avanza buscando y afirmando trabajo, paz, reconciliación, porque es la voluntad y el plan de Dios para el país.

Paz, reconciliación, trabajo, prosperar, bienestar. Es la voluntad de las familias nicaragüenses y ese es el compromiso que ha asumido nuestro Presidente y que ha asumido nuestro gobierno todos los días. Promover desde la voluntad de Dios y desde la voluntad del pueblo, paz, trabajo, entendimiento, reconciliación”.

Agregó que se trata de un encuentro, entendimiento, reconciliación desde la familia, la comarca, el barrio, la comunidad, “así es como vamos adelante, aprendiendo a estar unidos otra vez, aprendiendo a entendernos, aprendiendo que juntos todos somos fuertes”.

Caminamos en Reconciliación

Recordó que mañana miércoles los nicaragüenses estarán conmemorando, con enormes caminatas en todo el país, por justicia, reconciliación, paz, el 51 aniversario de Pancasán Heroico.

Y como decíamos ayer, decimos hoy, héroes somos todos haciendo caminos al andar, y todos sabemos que Nicaragua triunfa en paz y unidad. Héroes del amor, siempre”.

Caminamos por la justicia. Caminamos con agradecimiento a Dios por la paz, caminamos para avanzarel encuentro, la reconciliación, unidad. Caminamos para restaurarnos, para sanarnos, para curar heridas, para restaurar el alma que ha sido golpeada, porque ha sido herida, pero no ha sido debilitada”.

“Sanar heridas y reunirnos unos y otros porque todos somos familias nicaragüenses para conversar sobre esa unidad y ese amor al prójimo y ese amor cristiano que queremos todos vivir, guardando los mandamientos”, dijo.

Hizo lectura de Proverbios de la Biblia:

El que guarda su mandamiento guarda su alma, más el que menos precia los caminos que decretan esos mandamientos, morirá.

El alma negligente padecerá hambre, el que guarda el mandamiento guarda su alma, escucha el consejo, recibe la corrección.

Si usas violencia, añadirás nuevos males.

Nicaragua quiere paz, Nicaragua quiere reconciliación, restauración, amor, Nicaragua con fe y esperanza. Avanza en cristianismo. Pueblo devoto, cristiano lleno de fe en cristianismo, socialismo y solidaridad. Hacemos camino al andar. Los héroes somos todos, héroes del amor, héroes de la paz, héroes de la reconciliación, del encuentro, del trabajo. Héroes todos los días, haciendo camino al andar”.

Vamos a Septiembre Victorioso

Rosario también agradeció por ese entusiasmo con el que se han acogido las iniciativas de encuentro, reconciliación, paz para la unidad y prosperidad en Nicaragua.

Vamos también para Septiembre Victorioso. Y ese septiembre victorioso porque hallamos avanzado todavía más de la mano de Dios en la consolidación de la seguridad, la paz, la armonía, la tranquilidad y la capacidad de encuentro de las familias nicaragüenses”,expresó.

Reiteró que Pancasán 51, mañana, no obstante, el sábado caminaremos por justicia, reconciliación y la paz. “Caminando en el inicio de Septiembre Victorioso todos como héroes del amor cristiano, héroes de la hermandad, héroes de la dignidad, en amor cristiano siempre”.

Anunció que mañana se hace la primera entrega de más de 500 mil firmas que se han recogido en todo el país exigiendo justicia y reconciliación.

“Se va hacer la primera entrega, las primeras 500 mil firmas y vamos adelante. El pueblo pide justicia, el pueblo pide reconciliación, encuentro, unidad para salir adelante desde la justicia. Justicia y paz. Esa es la voluntad, ese es el clamor en Nicaragua y derechos humanos para todos”, subrayó.

“Todos sabemos quiénes apostaron a la destrucción del País, todos sabemos quiénes asesinaron, secuestraron, torturaron; quiénes trancaron todo el País, todos lo sabemos, y nadie quiere regresar a esa ignominia, a esa crueldad”.

“Aquí no reinará el Odio, porque Reina Jesús por Siempre, y Jesús, Jesucristo és Amor. No volverá el Odio ! No volverá ese proceso destructivo de Secuestro Nacional… No volverá ! Estamos plenamente seguros de que esos tres meses de Secuestro Nacional, de ese Pecado Capital de un grupo de, diríamos, nicaragüenses que no aman a Nicaragua; un grupo que el Comandante Daniel catalogó en días pasados como “peleles”, porque están viendo todo el tiempo para afuera y no ven con Corazón Amoroso a su Patria, a su Pueblo, y sobre todo a los más Pobres que tanto necesitan trabajar y alcanzar Bienestar, Derechos. No, no, desde la comodidad és imposible ver la necesidad de los demás… Imposible !”

Pero bueno, Dios és Justo, y sabemos que el que se alegra, decíamos ayer, de la calamidad, no quedará sin castigo. El que escarnece al Pobre afrenta a su Hacedor, afrenta a Dios. Por eso, cuando escuchamos todos los intentos de los poquitos, de los puchitos, de los amargados, de los insensibles, de los insensatos, todas las amenazas que quedan en el vacío, porque nadie, nadie tiene oídos para el Odio en nuestra Nicaragua; cuando los escuchamos decimos : Que Dios les dé capacidad para sanar sus Corazones, para sacar el Odio, el tóxico, el veneno de sus Corazones, para reencontrarse con su Patria, con su Tierra, con su Pueblo.

Aquí és donde tenemos que trabajar todos juntos; por eso decimos, Dios les dé la capacidad de sanar sus Corazones, de limpiar sus Corazones, y reencontrarse con Nicaragua. Dios les haga el favor de devolverles Sensibilidad, Inteligencia, porque la han perdido, y oídos para oír el Clamor del Pueblo, y ojos para ver el Clamor del Pueblo.

Nicaragua quiere Paz ! Nicaragua quiere Derechos Humanos para Todos ! Nicaragua quiere seguir avanzando alrededor del Bien Común, como Cristianos, como Familias, en Solidaridad, en Generosidad ! Nicaragua quiere Paz, merece Paz, merece Cariño, y merece Restaurar; son Procesos, Restaura-ción y Reconciliación. Esa és la Voluntad de Dios y la Voluntad del Pueblo, en nuestra Nicaragua.