El Ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, señaló que la ruta es hacia el desarrollo, el progreso y la transformación del país a partir de las Políticas y Proyectos de Desarrollo para potenciar las inversiones en Nicaragua en el período 2019-2021.

En declaraciones al programa en Vivo del Canal 4 de televisión, Acosta ahondó sobre las perspectivas de este Plan y dijo que “el último trimestre de 2018 marcó una ruta de restauración, reparación de ámbitos importantes de la economía, en lo social, lo político, porque el país tiene que continuar hacia delante”.

“La ruta es hacia el desarrollo, el progreso y la transformación, y para eso siempre tiene que haber una visión, hay una visión, y nuestro pueblo, nuestros ciudadanos confían en que la visión no pudo haber sido destruida por incidentes recientes”, apuntó Acosta.

“Hay una visión de desarrollo, una visión de transformación y podés ver algunos números que están circulando se muestra que definitivamente los 11 años de Gobierno del Comandante Daniel Ortega, superan con creces, en los términos de indicadores monetarios, indicadores fiscales, sociales, los de producción, los de empleo, los de formalidad, que los 16 años anteriores”, explicó.

Señaló que el mayor salto en indicadores importantes como el consumo de energía, electrificación, agua potable, producción avícola y producción bovina, se ha dado en estos últimos años.

“Esos son los números, los números tienen esa virtud, es decir, no permiten mentir. De acuerdo con los que dejaron (los gobiernos neoliberales) en relación a lo que se tiene ahora en 11 años, se supera totalmente, estamos lejísimos”, expresó.

Indicó que hay indicadores como la reserva interna bruta, la base monetaria, la cobertura de meses de reserva, eso cambió drásticamente en los últimos años.

“Son números que me alegran porque están circulando mucho, los números tienen la virtud de que no permiten falsear la historia: Cuántos kilómetros promedio anual, el estado de la energía, agua potable, producción bovina, producción de arroz, de azúcar… Esos números no permiten falsear la historia”, añadió.

“Antes de abril el presidente Daniel Ortega y el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional habían logrado un punto de inflexión en la economía y en lo social. Definitivamente, el pueblo, los ciudadanos, tienen que confiar en que no hay razón de cambiar de rumbo, debemos continuar por esa ruta y debemos concentrar los esfuerzos y recursos para seguir transformando el país, mejorando competitividad, contribuyendo a la productividad de todo el país, apoyados en los productores, trabajadores, empresarios y al final de cuentas, son los que hacen un país grande, no son los gobiernos los que hacen un país grande, es la suma nacional lo que hace un país grande”, advirtió Acosta.

“Eso ha sido un planteamiento histórico desde los 80 y se reafirma en el 2007 y ha dado grandes resultados, resultados importantes, aunque estamos claros de que hay mucho que hacer, que hay un sector —por suerte muy pequeño— que debe estar claro de que el juego se acabó”, resaltó en alusión a los que cuestionan el impulso económico de Nicaragua.

Se ha avanzado en últimos diez años

“Con esa premisa de que se había avanzado bien durante 10 años, no hay razón para (…) abandonar las rutas que nos habíamos trazado y quiero graficar, si nosotros avanzamos en electrificación 43% hasta el día de ayer, 43.2 y hace falta 4.7% no hay razón dejar de electrificar al sector centro caribe del país con electrificación solar”, dijo.

“Para llegar al 99.8 o 99.9 no habría razón para cambiar eso. Y, sobre todo, usando ese ejemplo, o la inversión en transporte, o carreteras, para graficarlo mejor a la población. Si estamos trazando la ruta para llegar a Bilwi lo más rápidamente a Puerto Cabezas, y avanzamos en la ruta Río Blanco‑Mulukukú, Mulukukú‑Siuna, vamos a Siuna‑Rosita, no hay por qué detenerse de Rosita a Bilwi y, además, construir el puente Wawa, (esa) es la gráfica de la economía. Debemos seguir porque el país continúa a pesar de los que opinan diferente”, recalcó.

En “la economía al final juega un conjunto de factores, pero uno es imponente: con qué contás, eso es imponente. Podemos tener ideas, proyectos, programas, plan estratégico, pero al final, ¿con qué se cuenta realmente? Por eso yo decía, lo que se ha hecho en los últimos años son hechos y lo otro es con qué contamos”, afirmó.

“Definitivamente, este es un hecho gigantesco: la gestión de movilización de recursos, (el) financiamiento para el desarrollo, ha tenido una mejora en los últimos cinco o siete años, y nos ha permitido colocarnos con 3 mil 200 millones en la cartera de cooperación, ese es un hecho”, informó.

“Hay 3 mil 200 millones gestionados y en cartera de gestión mil 500 millones. Cortando el 2019 debería estar aproximadamente movilizándose alrededor del país, 4 mil 700 millones como una meta. ¿Y esos proyectos adónde van dirigidos?”, preguntó.

“¿Para qué esos recursos?”, se preguntó. “Fundamentalmente para seguir la ruta del desarrollo, ampliar la red eléctrica, mejorar el tema de fortalecer transmisión y distribución, esos son recursos importantes”, respondió.

Recordó que se firmó un préstamo de 63 millones para reforzar la red de distribución y eso está apenas ejecutándose. Eso fue hace un año y año y medio.

“Vas a recordar que nos habíamos comprometido hace dos años a movilizar recursos para modernizar Corinto, eso se firmó en septiembre, son 165 millones de dólares, igual cuando dijimos hace un tiempo que Managua se iba a transformar en una ciudad moderna y hay algunos proyectos importantes”, recordó.

“Hay proyectos de desarrollo turístico, proyectos importantes de parques, pasos a desnivel, conectividad, pero viene el más importante de los últimos tiempos: la Pista Juan Pablo II, son 250 millones de dólares aproximadamente, se inicia o ya deben estar iniciando los diseños y los próximos meses las obras, eso va a generar transformación en la ciudad, solo menciono eso para ver dónde está la ruta para la modernización de la capital”, resaltó Acosta.

“Estamos trabajando El Boquete Santa Ana, que es pasar por El Crucero para mejorar la conectividad del Pacífico Sur”, añadió.

“Por otro lado, se hace el diseño Ticuantepe-Siete Sur, estos son cantidades de recursos colocados, no son recursos que estamos pensando ir a buscarlos, son recursos contratados con proyectos en diseños, o licitándose o por licitar, o por firmar el contrato”, apuntó.

“Eso muestra un avance que da capacidad al país de decir, el país va a seguir marchando en la dirección correcta. Eso es lo que tiene que ver con proyectos, tener recursos suficientes, 3 mil 200 millones de dólares, eso es lo contratado, algunos ya iniciaron y otros por ejecutarse”, enfatizó.

Dijo que esos recursos contratados están en cuatro sectores muy concentrados, porque se quiere tener un impacto en el tema de competitividad.

Mencionó entre esos sectores, transporte, caminos, energía, agua potable, hospitales, red hospitalaria, telecomunicación, proyecto banda ancha; logística, programa de integración fronteriza y proyecto de educación vinculada al habla digital, mejorar todo el sistema infraestructura, espacios escolares. “Estamos concentrando esfuerzos que impacten en la competitividad”, reafirmó.

“Yo decía el otro día que cuando hablamos de competitividad de desarrollo, si no concentramos los recursos en salud y educación, y mejorar la infraestructura socio-económica, no podés hablar de productividad y desarrollo”.

“Tienes que colocar los recursos para que haya un shock positivo en la economía, en la transformación del país”, recalcó

Puso como ejemplo el caso de la ciudad de Bluefields, que dijo estuvo desconectada del resto del país en los últimos 500 años, que no será lo mismo su actividad económica para la inversión antes de la Carretera que con la Carretera que está por concluir. “Eso cambia todo”, recalcó.

“Hay pequeños poblados que no tenía buena conectividad energética o no tenían, estaban en oscurana, cuando llegó la energía cambió la forma del desarrollo, esa es la ruta”, enfatizó.

Acosta recordó que en los últimos 50 años la reducción de la pobreza más importante se dio por la colocación correcta de inversión en los sectores más pobres (los sectores rurales), lo que permitió disminuirla de 48.3% en 2015 a 24% en 2016.

“Esos son números contundentes. Son números que hemos compartido con la comunidad internacional”, recalcó.

Dijo que esos datos los tiene el Banco Mundial, el Fondo Monetario, la CEPAL. Dijo que el país inició hace 50 años con 80% de pobreza, y en 50 años bajamos hasta 24, disminuimos 50 puntos; pero en los últimos 8 años disminuimos la mitad de los 50 puntos; “esos son los números, es la aritmética dicen por ahí”.

“Si tu objetivo es la lucha contra la pobreza, mejorar la equidad, mejorar la distribución del ingreso, mejorar el gasto social, el gasto social de la pobreza, y tus medios, o sean las formas, los mecanismos, es inversión pública, atracción de inversión extranjera directa, inversión privada, facilitación del gobierno, y si estos objetivos se mueven, tienen un impacto fuerte, quiere decir que tu estrategia es correcta”, resaltó.

“Eso es así, para mí es importante y lo veníamos diciendo en el último trimestre de que hay que volver por la senda del desarrollo, la senda de la producción, fortalecer la competitividad, los diferentes agentes económicos deben estar claros que el Gobierno va a cumplir con lo que se ha comprometido, porque este es un compromiso que no es de hoy, si no es un compromiso inicial; vamos a cumplir, si dijimos que vamos a movilizar recursos para la inversión, vamos a colocar los recursos; estamos teniendo los resultados de una buena gestión anterior, tenemos suficiente recursos; importantes recursos para la inversión pública”, reafirmó.

Detalló que la inversión pública del 2019 son aproximadamente 25 mil millones de córdobas. Es 12 % más que la del 2018.

“En todas las proyecciones de todos los organismos estaba claro que Nicaragua con lo que se había hecho tenía que crecer en promedio 5% hasta el 2022. Es decir, que hay una buena gerencia, lo que cambió ese indicador no tiene nada que ver con la gestión pública del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, no tiene nada que ver con los agentes económicos, no tiene que ver con nuestro pueblo; son otros lo que afectaron esa curva negativa, ese shock negativo. Y es responsabilidad de todos, el Gobierno, los agentes sociales, los trabajadores, los productores, los campesinos dejar eso atrás y volver a la senda, y se ha venido logrando”, explicó.

“Y hay un dato importante, que nosotros normalmente no hablamos de los temas de cómo nosotros medimos la economía. Es sencillo, si hay actividad económica, tenés tributo, entonces la caída más fuerte fue en junio y a partir de ahí ha habido una recuperación permanente en la renta bruta que son las ventas generales y en diciembre se alcanzó la meta del 100 %, eso es una buena noticia en la economía”, enfatizó.

“Es decir, que todos los agentes económicos volvieron prácticamente adonde habían estado. La sumatoria de la actividad, la renta bruta, alcanzó una cifra que nos muestra el esfuerzo nacional”, dijo.