Un encuentro fraterno vivieron los médicos nicaragüenses egresados la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) de Cuba con el presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), el héroe Fernando González.

Indira Valerio, egresada en el 2011 y hoy ubicada en Bluefields valoró los 60 años de la revolución cubana, que al igual que el legado del Comandante Fidel, deben ser honrados con el más alto compromiso y sentido de lealtad, para con el proceso y para con los pueblos.

“Aquí estamos su ejército de batas blancas, siendo una realidad para nuestros países latinoamericanos y caribeños. Creo que hoy es un momento que tenemos que estar firmes con la lealtad, tener el compromiso, principios y valores revolucionarios que se nos enseñaron en Cuba”, dijo.

Emerson Aguirre Cruz, especialista en oftalmología, aprendida en Cuba, dijo que su vida dio un giro de 360 grados.

“Creo que la mayoría de nosotros venimos de gente pobre y desde el punto de vista de la formación de la parte de la medicina y la formación social, somos iguales todos ante Dios y Nicaragua, pero pensamos que lo que nos enseñaron los cubanos es a ser más amables, tener más amor a nuestros pobladores, que la mayor población de Nicaragua es pobre”, afirmó.

Fernando González a su vez recordó que la ELAM se formó mientras él y los otros 4 héroes cubanos estaban presos en las cárceles de los Estados Unidos por defender la dignidad cubana.

“Uno se emociona escuchando acerca de la gratitud hacia nuestro pueblo, hacia nuestro proceso revolucionario, esta actividad también es una de las tantas que se han organizado aquí por el 60 aniversario de la revolución y no deja de ser muy emocionante realmente pararse delante de un auditorio, todos con sus batas blancas, por lo que eso dice de Cuba y su espíritu solidario y por lo que eso dice del futuro de Nicaragua”, apreció.

Al mismo tiempo expresó el orgullo de la colaboración médica cubana en distintas partes del mundo. “Cuántos motivos para resistir, cuántas razones para resistir, pero esa está bien elevada en lista de prioridades y razones para resistir”, apuntó.

El embajador de Cuba En Nicaragua, Carlos Hernández Padrón, expresó que celebrar 60 años de revolución en la tierra de Sandino y de Fonseca, el Comandante Daniel y la Compañera Rosario es un privilegio.

“Sabemos que son 1 mil 212 los graduados de la Escuela Latinoamericana de Medicina, graduados nicaragüenses, entonces más de 700 ya son médicos generales integrales, son cifras que para nosotros nos llenan de orgullo”,sostuvo.

Entre el apoyo médico de cuba a Nicaragua, una brigada médica en la segunda etapa de la Revolución, conformada de 172 profesionales de la salud se despegaron en comunidades de regiones de la Costa Caribe Norte y Sur, Río San Juan y Matagalpa.

Desde ese entonces se han brindado más de 4 millones de atenciones y se formó el modelo de salud comunitaria.

Con la misión milagro se logró recuperar la visión de más de 95 mil personas, hecho por el cual una placa fue develada este sábado en la sede de Ciudad Sandino.

elam

elam

elam

elam

elam