Amaranto: para diversificar y mejorar la dieta de las familias productoras

Amaranto: para diversificar y mejorar la dieta de las familias productoras

Fuente: INTA

Evert Cáceres, es un productor innovador que trabaja desde hace tres año con el INTA en los procesos de validación de variedades de amaranto, con el fin de ver la adaptabilidad en la zona agroecológica de Dipilto, en Nueva Segovia, para promover el cultivo como oportunidad para diversificar las fincas y mejorar la dieta de las familias productoras.

El amaranto, es considerado un cultivo súper alimento, por su alto contenido nutricional de proteínas y calcio, su manejo es sencillo como otro cultivo y en las zonas donde se realizan las validaciones, no presentó plagas ni enfermedades, según la Cra. Cándida Gutiérrez, investigadora del INTA para la Región I.

En el Centro de Desarrollo Tecnológico Cmte. Fidel Castro Ruz de Posoltega, en Chinandega, se validó  y presentó hace dos años una variedad criolla de amaranto panoja verde y grano color crema, que fue nombrada como variedad Amaranto Futuro.

De las cinco variedades de amaranto que validó el INTA en coordinación con el productor Evert Cáceres, fue seleccionada una que será presentada a los productores de la Región con el nombre Amaranto Nutritivo Sequía, de panoja color naranja. 

Consumo humano y animal

Es una planta de tres metros de altura aproximadamente, tiene una panícula que contiene numerosas florecitas pequeñas, que alojan a una pequeña semilla que representa el principal producto.

Una vez cosechado el grano, se elaboran barras energéticas, batidos, crispeta, pan y galletas; su hoja cuando la planta es pequeña puede ser frita con huevo. Para alimento animal, en gallinas ponedoras aumenta la producción de huevos.

“Recomiendo a otros productores que lo cultiven, es una buena oportunidad para diversificar las fincas”, aseguró Evert Cáceres, desde la comunidad El Horno, desde los pinares de la cordillera de Dipilto en Nueva Segovia.